Benchmarking: Ejemplos y Etapas

Benchmarking: Ejemplos y Etapas

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Marketing
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Conocer sobre el Benchmarking es una de las mejores estrategias de marketing que puede aplicar una empresa, comerciante o emprendedor. Gracias a ello, existe la competencia de marcas, productos y servicios, por lo que se incentiva en todo momento a crear más productos y servicios de calidad.

Pero ¿de qué se trata entonces el benchmarking? ¿Qué es? ¿Cuál es su finalidad? ¿Cuáles son los tipos que existen en la actualidad? ¿Existen etapas? Estas son las preguntas a responder a lo largo de este artículo.

¿Qué es el Benchmarking?

Es importante tener claro que el Benchmarking se trata de un proceso de referencia y competencia. En la cual, se toman en cuenta cualidades y características positivas de un producto, servicio o estrategias laborales de empresas líderes en el mercado.

Así pues, de esta manera, se inicia un proceso de autoevaluación de la empresa en cuestión que hace uso del Benchmarking para mejorarse a sí misma y tener mejores oportunidades de competición en el mercado. Tomando pues, como referencia, esas características o cualidades de las empresas líderes y poder aplicarlas en su proyecto.

Esto no se remite, sin embargo, a cualidades que pueden ser aplicables a un producto o servicio meramente. Entiéndase, que puede tomarse como referencia también las estrategias y metodologías de trabajos de otras empresas para con sus empleados.

Ya sea, para mejorar el estado anímico, la motivación y el compromiso de los mismos, que a su vez, se traduce en una mejor calidad del producto o servicio ofrecido por dicha empresa.

Benchmarking: Tipos

Si bien el objetivo general del Benchmarking es poder conocer a tus competidores en el mercado para aprender de los mejores, existen diferentes prácticas o ejemplos de esta estrategia de marketing.

  • Competitivo

El primero de ellos, se trata del Competitivo, cuya finalidad es la de poder recoger información relevante sobre los productos, servicios y funciones de los principales competidores en el mercado. Conocer a tu competencia es una de las mejores estrategias que existen para poder igualarlas o superarlas.

Por ello, lo que se busca es conocer los datos puntuales que funcionan en las empresas líderes, para imitarlas o innovarlas, es decir, buscar mejorar y sacar ventaja con mayor calidad. No obstante, no es un proceso sencillo ya que se requiere de una recolección de información, que en ocasiones los competidores no están dispuestos a ofrecer.

  • Interno

Otro ejemplo, es el Interno, y en este caso la empresa en cuestión busca renovarse o mejorarse a sí misma a través de sus sectores de mayor productividad, efectividad y calidad.

Para esto, normalmente es necesario que se trate de una grande empresa, que disponga de distintas sedes, convenios u organizaciones con otras empresas. Así, de esta manera, se pueda realizar un análisis de resultados de los diferentes sectores y conocer los más efectivos.

Es una buena manera de conocer tu propia empresa, y sus puntos fuertes. Además, permite realizar el estudio sin invertir demasiado en recursos o herramientas de recolección de datos para con otras empresas.

  • Funcional

Por último, el Benchmarking Funcional, es uno de los más efectivos y prácticos. Ya que se trata de estudiar una empresa líder o máster en un área o sector específico cuya empresa quiera mejorar.

Lo mejor de ello, es que no es necesario que se trate de empresas competidoras directas, sino que pueden ser empresas de otras áreas que poseen vasta experiencia en el área objetivo. Esto facilita el proceso de intercambio de datos e información, ya que al no existir competencia, no existe un riesgo potencial para ambas partes.

Benchmarking: Etapas

Al tratarse de un proceso, evidentemente, todo proceso está conformado por una serie de pasos o etapas a seguir. Esto, con la finalidad de poder desarrollar la estrategia o proceso de la mejor forma posible, con los mejores resultados y la mejor calidad.

Para ello, se recomienda:

  1. Planificación

Todo proceso, conlleva una planificación del mismo. Es así, como se hace necesario en este caso tener claro lo que se quiere evaluar, a quién se le evaluará y cómo se evaluará. Estas tres interrogantes son las que hay que responder para luego llevar a cabo la estrategia.

El qué, hace referencia al área o sector que se quiere mejorar.

El quién, se refiere al tipo de empresa a estudiar, para ello, es necesario tomar en cuenta el tipo de Benchmarking a utilizar, y saber si hay que analizar fuera o dentro de la empresa.

El cómo, es establecer el equipo u organización encargada de llevar a cabo la estrategia.

  1. Datos

La recolección de información y datos es fundamental para tener éxito. Las fuentes de información van desde las internas en las empresas objetivos, externas, que son contactos que conocen a la empresa objetivo, o personal de investigación.

  1. Análisis

Una vez obtenida la información necesaria, es momento de contrastarla con las características de la empresa a mejorar, y aplicar los cambios necesarios.

  1. Acción

Se refiere pues, a la implementación de las mejoras o cualidades ya estudiadas que son necesarias para mejorar el producto, servicio o función de la empresa y lograr el o los objetivos deseados.

Benchmarking: Ejemplos

  • Xerox

Es uno de los casos más famosos y referenciados del Benchmarking, debido a que fue, de hecho, el primero de ellos. Data de los años 80, una empresa de fotocopias que ante el surgimiento de la competencia norteamericana en el área, se vieron seriamente perjudicados en sus costes de producción y venta para los clientes.

Siendo pues, que sus rivales ofrecían precios mucho más accesibles y económicos. Ante la situación, Xerox aplicó el tipo de Benchmarking interno, al estudia a su afiliada japonesa Fuji. En la cual, tenían retrasos y mala gestión de recursos en todos sus sectores lo que provocada la problemática de producción y costes.

Xerox, finalmente estableció objetivos que pudiesen mejorar su rendimiento y calidad, ofreciendo mejores servicios y a mejores precios.

  • Starbucks

Starbucks, empresa reconocida mundialmente en el área de la venta de cafés. También llegó a utilizar una estrategia de Benchmarking en tiempos más contemporáneos. Ya que, se dieron cuenta que tenían un problema con el tiempo de producción y atención al cliente con respecto a sus competencias de servicios de comida rápida.

Para ello, utilizar el Bechmarking funcional, al estudiar a una empresa automovilística como Toyota. Empresa líder en su área, y que gracias a su metodología de trabajo y producción, lograron implementarlas en la empresa de café, mejorando así su tiempo de producción y atención.

Deja una respuesta